Diputación Almería Sabores Almería
Diputación - Sabores Almería
Sabores Almería

Gran acogida del Plan Anfitriones ‘Diego García’ de la Diputación entre los hosteleros de la provincia

El Plan Anfitriones ‘Diego García’ de la Diputación de Almería ha sido muy bien recibido por los emprendedores de la hostelería y la restauración de la provincia.

Los primeros beneficiarios de este programa de ayudas, dirigido a uno de los sectores más damnificados por la pandemia, destacan la “rapidez y facilidad” con la que han tramitado su solicitud y el poco tiempo transcurrido desde que presentaron la documentación y han recibido el ingreso en su cuenta.

En la inmediatez reside una de las características más representativas de esta iniciativa. El presidente de la Diputación, Javier A. García, se comprometió a que las ayudas llegarían a los primeros solicitantes tan solo una semana después de la apertura del plazo, y así ha sido porque, como ha apuntado, “de otro modo no tendría sentido, la ayuda tiene que llegar cuanto antes a quien la necesita para que cumpla su objetivo”.

Los protagonistas de este plan que ya han recibido su ayuda, con cuantías de hasta 5.000 euros para la adquisición de productos almerienses y de la marca ‘Sabores Almería’, valoran esta propuesta que, además de consolidar la presencia de productos de la provincia en los establecimientos almerienses, pretende fomentar el empleo y revitalizar uno de los sectores más afectados por la pandemia.

Terraza Carmona, en Vera, probablemente se erija en uno de los templos de mayor solera de la gastronomía almeriense. Desde 1947 atiende a sus clientes ofreciendo una cocina que conjuga a partes iguales la tradición y la modernidad. Ostenta el honor de haber sido el primer establecimiento hostelero en formar parte de la marca gourmet ‘Sabores Almería’.

Su jefe de cocina, Antonio Carmona, explica que “este Plan ha sido un apoyo muy importante para la hostelería y para Terraza Carmona. Es una ayuda que nos ha venido muy bien para retomar nuestra actividad”, y pone de relieve que fomente el consumo de productos almerienses porque “nosotros lo hacemos desde siempre, todo lo que entra en nuestra cocina es de kilómetro cero y con la excelencia de nuestra tierra y de ‘Sabores Almería’”.

Leticia Martín llegó a Vera desde Zamora y con su marido Felipe, de nacionalidad portuguesa, decidieron convertirse en almerienses al emprender con un negocio: La Vinacoteca. Un acogedor espacio centrado en la degustación de vinos y de productos gourmets. “Diputación ha tenido una idea muy buena con este Plan, la tramitación ha sido muy rápida y en una semana estaban haciendo los primeros pagos. No se puede pedir más”, afirma Leticia.

Otro negocio hostelero emblemático y señero de la provincia de Almería es el Bar Crifer, un clásico de la capital. ¿Quién no se ha dejado atrapar por el poder de seducción de sus patatas asadas o de las migas? La cultura de la tapa adquiere una categoría superior en este espacio para el sabor que abrió sus puertas en 1983.

David Criado, uno de los propietarios del Crifer, muestra su sorpresa por “la rapidez en el trámite. Le tenemos que dar las gracias al presidente de la Diputación y todo su equipo porque no nos esperábamos que la ayuda se hiciese efectiva con tanta rapidez”.

También en Almería capital, en el revalorizado casco histórico, nos encontramos con un refugio perfecto para desayunar y merendar, una costumbre que no se debe perder. La Chumbera se ubica en la calle de las Tiendas desde 2017 y con sus tartas caseras, de zanahoria o de queso entre otros manjares, ha fidelizado a su clientela.

“El Plan Anfitriones ‘Diego García’ es una buena ayuda porque ahora necesitamos un impulso de las instituciones. Nos ha venido en un buen momento después de haber estado cerrados unas semanas. Ha sido una ayuda muy rápida y ágil. Gracias a él nos ayudamos entre todos y fomentamos nuestros productos”, señala el gerente de La Chumbera, Ramón Rodríguez.

Por último, en Macael nos encontramos con la propuesta más moderna y renovadora. La Marmita es un vanguardista restaurante que luce con pasión su pertenencia a la comarca del mármol al vestir su escenario con la piedra natural que se convierte en otra seña de identidad almeriense. La arrocería y las carnes son la especialidad de este local que abrió sus puertas en septiembre de 2019.

Uno de los socios propietarios de La Marmita, Rafael Navarro, pone de relieve la retroalimentación que genera Anfitriones al “fomentar que se consuma en Almería productos de Almería. Este hecho potencia la economía circular como motor generador de empleo, además de ensalzar el compromiso que todos los almerienses debemos tener con la provincia”.

Toda la información del Plan Anfitriones ‘Diego García’ se puede consultar en www.saboresalmeria.com