Sabores Almería
Pulpo frito

Este plato es una seña de identidad en el municipio de Adra, muy ligado a los productos del mar

El pulpo es la joya de la corona de los productos del mar en el Poniente almeriense. Una materia prima única que inició su auge en torno a la década de los 60 del pasado siglo en la Lonja de Adra. Aunque en este municipio se cocina de formas muy variadas, todas ellas con un sabor espectacular, el pulpo frito es una de las más reconocidas.

No es una elaboración excesivamente complicada, pero es aconsejable seguir las recomendaciones de los auténticos maestros del producto. No obstante, cada uno guarda su particular secreto que le da un toque diferente al pulpo. A diferencia de otros pulpos fritos, este se empieza a cocinar en crudo, sin rebozado, y con poco aceite de oliva.

Ingredientes:

  •   1 pulpo de 0'5 kg
  •   4 dientes de ajo
  •   1 hoja de laurel
  •   10 bolas de pimienta negra
  •   Aceite de oliva virgen extra

Preparación:

1. Se cortan la cabeza y las patas del pulpo. Seguidamente se añade a una sartén con aceite los trozos de pulpo, una hoja de laurel, los ajos y la pimienta.

2. Se enciende el fuego bajo, se tapa la sartén y se mantiene durante 45 minutos. Cuando esté finalizando, prueba un trozo para comprobar su textura.

3. A falta de cinco minutos, destapa la sartén y sube el fuego.